lunes, 15 de agosto de 2016

Dossier: Cuentapropismo ¿hacia dónde va?



Dossier dedicado al análisis del nacimiento y desarrollo del cuentapropismo en Cienfuegos con sus altas y bajas. Desde diversos géneros y con la incorporación de elementos multimedia, se abordan temáticas relacionados con este nuevo modelo de gestión económica, desde casos individuales hasta colectivos.
  
Nació jorobado el mercado mayorista
Tras mucho rogar, el mercado mayorista para las nuevas formas de gestión no estatal vio la luz hace poco en el contexto económico cubano, aunque  la algarabía por las recientes rebajas de precio le restó protagonismo a su nacimiento. Pero les digo algo: nació jorobado, defectuoso, porque de otro modo el grueso de los cuentapropistas tuvieran acceso, y no lo tienen.
 Leer más…


Desubicados

Apenas se tiene un pie dentro de la Universidad, la incertidumbre sobre el futuro laboral persiste casi hasta la fecha misma de graduación. Lo digo por experiencia propia. A mi llegaron a dibujarme la posibilidad (real) de trabajar como maestro en algún centro educativo, fuera incluso de la enseñanza superior. “Será donde el país los necesite”, nos decían de forma lapidaria.
Con esos truenos, imaginen el desconcierto. El destino de quienes apostamos por estudiar Periodismo no lo determinaban las decisiones ni el desempeño docente del alumno. Leer más…



Oye tú, publicítame (+Video


 Lo que no se anuncia, no se vende. Así reza un viejo adagio eludido en medio siglo por la mayoría de las empresas en Cuba. Sin embargo, la incorporación de cuentapropistas y cooperativas no agropecuarias a las dinámicas de la economía nacional, hacen necesaria la publicidad, a fin de propiciar la competencia y el éxito de los negocios.
Con ese propósito circula en el país desde el pasado mes de mayo la revista Ofertas, publicación mensual de la Agencia de Información Nacional (AIN) que, no obstante, todavía desconocen en Cienfuegos varios de los trabajadores no estatales, según se constató durante la indagación periodística.


Jóvenes universitarios en el cuentapropismo: ¿El mal de los títulos colgados? +Audio, Galería de fotos

“Cursaba el segundo año de la carrera cuando comencé a trabajar por cuenta propia. Ahora laboro como comprador-vendedor de CD, pero soy graduado de Ciencias Agropecuarias en la Facultad de Agronomía de la Universidad de Cienfuegos.
“Al terminar los estudios me ubicaron en la empresa agropecuaria El Tablón, allá por Barajagua —en el municipio de Cumanayagua—, pese a existir plazas en entidades de la ciudad: la Empresa Mayorista de Alimentos, el puesto de mando de la Agricultura, Granos y Semillas…Para coger el transporte tenía que salir muy temprano y regresaba casi a las siete de la noche.


Cuentapropismo: redondo, pero en caja cuadrada  
Más de medio millón de trabajadores por cuenta propia ejercen hoy en Cuba, tras el relanzamiento de esta modalidad de empleo en 2010. De limitarnos a las cifras, no cabrían dudas sobre su solidez en el último lustro, pues de acuerdo con las estadísticas del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, los ingresos del sector privado a la economía nacional el pasado año superaron los dos mil 500 millones de pesos.



Los tenedores que le faltan a la luna 
 
Alguien los clasificó primero: "Los servicios estatales son la luna y los cuentapropistas  el sol naciente". Y aun cuando tal predicción astronómica pudiera estar determinada por muchos factores, incluyendo la diferencia en precios, no podemos dudar ni un segundo su veracidad si tomáramos en cuenta la calidad del servicio.  





REDIS en la telaraña del cooperativismo 

Una especie de telaraña envuelve aquí a las nuevas formas de gestión económica promovidas por el gobierno cubano, pues de las más de 200 cooperativas existentes en el país, apenas dos funcionan en Cienfuegos (la Ornitológica y la cafetería Pinos Altos), al menos de dominio público, en virtud del escaso interés oficial por socializar dichas transformaciones.
En semejante embrollo procura salir adelante el proyecto de Realización y Diseño (REDIS), iniciativa aún en formación que propone mejorar la identidad visual de clientes estatales y privados. Así, graduados de diseño gráfico, comunicación social…, hacen el juego al negocio y sacan provecho a sus conocimientos, en lugar de tirar el título por la borda.


El cuentapropismo y su teoría del big bang
Cuando Antonio se dispone a iniciar la faena, tiene todo cuanto le hace falta para sacar adelante el negocio: harina, sal, aceite, queso, jamón… Sin embargo, a la hora de justificar el origen de esos recursos, su ingenio sucumbe al dilema que afecta al resto de los cuentapropistas: ¿quién provee la materia prima?, ¿a qué gato le pongo el cascabel?
El fenómeno parece tan complejo como los argumentos sobre el umbral del mundo. Cada cual inventa su propia teoría para evadir la verdad, pues de saberse, una gran explosión sucedería: ¡¡¡Big Bang!!! Imaginen, probadas hipótesis, algunas llevadas a la certeza conferida por un papel, quedarían desechas, al punto de conceder un espacio a las suposiciones.


Una revolución de y para los jóvenes +Audio  
Maxiller Martínez Tovar, siempre soñó con tener su propio negocio. Graduado como técnico medio en servicios gastronómicos trabajó con el Estado hasta que en 2011, con la apertura a las nuevas formas depropiedad privada, abrió un pequeño restaurante.
Lo que comenzó siendo un local para apenas unos pocos comensales es hoy una de las más prestigiosas paladares de Cienfuegos, un sueño hecho realidad, para quien no cumple aún los 30 años.


Cuando el fisco toca a la puerta

Todo se vino abajo de un año a otro; ni siquiera hubo tiempo para pensar en el futuro inmediato. Las perspectivas de vida de muchos cubanos pasaron de utopías a quimeras, y en medio de la nada, con los platos vacíos y los bolsillos inmersos en una profunda depresión, no quedó otro remedio que volcarse a “la lucha”.
Vicente Medina Medina sobrevivió, como tantos otros, la dura etapa de los años 90. Ante el reto de mantener por sí solo a una familia (esposa e hijos), renunció a los lamentos y montó un “negocito” consistente en la venta de refresco y disco de queso.




A cuenta de los jóvenes, el cuentapropismo 

¡¿Cibernética?!... Disculpen la expresión de asombro, pero realmente no encontré otro modo de reaccionar cuando aquella muchacha, enclaustrada entre zapatos, bolsos y bisuterías de todo tipo, remarcó: sí, eso estudié. La verdad, siempre observé con inquietud la inclinación de muchos jóvenes hacia el trabajo por cuenta propia; mas la realidad supera cualquier especulación sobre el asunto.
De acuerdo con Leonel Alonso Rodríguez, subdirector de empleo en la dirección provincial de Trabajo y Seguridad Social en Cienfuegos, al finalizar 2013 más de 950 estudiantes universitarios “alternaban” sus ocupaciones escolares con el desempeño en algún negocio. La cifra, nada considerable, padece deflación, en tanto obvia otras complejidades.





No hay comentarios:

Publicar un comentario