sábado, 13 de agosto de 2016

Un hombre que habría que conocer




Cuando entró por la puerta ella había acabado de limpiar. Caminaba de un lado a otro y fumaba como una chimenea. Le llenó el piso recién lustrado de cenizas. Pero ella no le dijo nada, aunque ganas no le faltaron. Le respetada, y nunca se atrevió a interrumpirlo… y podía hacerlo.
Así se me descubrió Fidel hace unos años, mientras leía a Haydée Santamaría, y cambió aquella imagen de hombre incólume, de esos que están de pie frente a ti, en lo alto, y te parecen imposibles de tocar.  

martes, 19 de julio de 2016

Gente de Zona no es solo "gozadera" (+Galería de Fotos, Video)

Llegan tarde y primero ofrecen disculpas. Bien podría parecer que se han creído el cielo cogido de las manos, pero mientras pasa el tiempo de las preguntas y respuestas, te parecen todavía los muchachos del barrio. Gente D’ Zona (GDZ) habla de frente y sin tapujos, y se nota el dolor de ser más profetas lejos de su tierra, y esa sed no saciada con premios Granmy y Bilboards, mientras no sea su música tan escuchada en los medios de difusión.
Les duelen muchas cosas, incluido el desprestigio del género que lideran, por el mal comportamiento de algunos de sus exponentes.

lunes, 27 de junio de 2016

Mi intimidad en tu pantalla (Audio, Infografía y Video)

No quería hacerlo, pero no quedaba de otra. Su novio le había pedido una foto que guardaría en su teléfono para recordarla cuando no estuvieran juntos. Al principio dudó, pero luego se desnudó con vergüenza, como quien lo hace en público, se relajó y comenzó a posar.
Luego de aquella tarde el celular comenzó a ser parte de la relación. Lo mismo la filmaba bailando provocativamente, haciéndole la felación o en pleno acto sexual. Ella se veía desnuda, completamente, a él nunca se le descubrió el rostro.
Llegó a decir que si no era de esa forma él no podía excitarse, que nadie vería nunca ninguno de aquellos archivos, que los había encriptado, que los guardaba con contraseña…. pero no hay secretos entre el cielo y la tierra en el mundo de los informáticos.
Su celular cayó un día en manos habilidosas y la reputación de ella cayó también.

miércoles, 22 de junio de 2016

Desde mi barrio (+Mapa, galería de fotos, video)


La calidad en el funcionamiento de un CDR depende de la calidez de su gente. Tal organización de masas es mucho más que la “forma oficial” de aglutinar a los vecinos. Es también una maravillosa excusa para celebrar, debatir y compartir.
Sin embargo, los tiempos que corren de escasez y miserias humanas más que materiales, han hecho a muchos cubanos apáticos a la organización, incrédulos ante cuánto puede esta aportar no solo al colectivo, sino a la individualidad.
A ello también se le suman dirigentes que no comprenden todavía su verdadera función y apenas cumplen con las reuniones programadas, la recogida de la cotización y a pura inercia, la caldosa del 28 de septiembre.
En mi barrio, también existen todo tipo de personas, como las anteriormente expuestas, pero son las menos.

martes, 31 de mayo de 2016

Las luces oscuras de la Florida (+Infografía)

I
Isabela llegó a ver las luces de La Florida, pero nunca supo que estuvo tan cerca. Tenía sed, hacía unas horas se había acabado el agua. En la desesperación del calor se despojó de la camisa de mangas largas de la escuela al campo, y su piel blanca ya no lo era tanto.
Aquellas luces podían ser muchas cosas: un barco, algún cayo, tal vez las costas matanceras por donde había salido. Pero a esa altura no le importaba nada, solo quería llegar a tierra, de aquí o de allá.
Cedieron sus fuerzas. Poco tiempo después, no puede precisar cuánto, despertó en la cubierta de un navío diferente a la “chalupa” en la que había zarpado.

jueves, 3 de marzo de 2016

Para que de veras vuele la cigüeña

Tomado de Juventud Rebelde.

Cuando publiqué la historia de Yaíma Jiménez, la primera mujer inseminada artificialmente en Cienfuegos, cuya hija Alexa cumplió 4 años el 9 de diciembre pasado, todo parecía una historia de cuento infantil.
Entonces muchas mujeres cubanas retomaron el anhelo de tener un bebé, casi vencido por el tiempo y los contratiempos.

Algunas me escribieron a la dirección del periódico para pedir información, ayuda o incluso para compartir sus deseos, esos que en apenas unos días volvieron a convertirse en frustraciones.
Desde las regiones central y occidental varias enviaron sus misivas. Unas porque sus estudios de continuos años no arrojaban ninguna conclusión definitiva todavía y les preocupaba el paso del tiempo; otras porque en los centros donde debían atenderse por su posición geográfica, el vivir lejos de la institución era la limitante para no ser aceptadas.

martes, 9 de febrero de 2016

En el paradero de Yulieski Gurriel


Tomado de su cuenta de Twitter

Por Yulieski Gourriel comenzó a gustarme la pelota en 2006. Aquella actuación suya y del equipo Cuba en el primer clásico mundial, -segundo lugar que algunos dicen nos engañó, particularmente discrepo, pero qué se yo de pelota-, me apasionó de a lleno en este deporte de jonrones y ponches.
Al Yuli lo conocí unos días después de regresar de San Juan, justo en la reanudación de la Serie.
El tal vez más odiado/envidiado/querido/admirado por la fanaticada cubana, no me pareció, aquel día, ni por un momento un muchacho arrogante, sino más bien consecuente, todo el tiempo, con el peso de su apellido.
Pasaron los años, aumentaron las glorias, y su actitud nunca cambió. Todavía no entiendo por qué algunos lo odiaban, más allá de aquellas jugadas o ponches que en algún momento, definieron un partido en área internacional, que luego con su accionar en otros las borraba.