martes, 16 de diciembre de 2014

Los señores del aluminio en Cuba son de Cienfuegos (+Galería de fotos y Video)



Son líderes en la producción de carpintería de aluminio en Cuba, aun cuando cada vez se suman más industrias a la competencia. Perdieron la autonomía importadora de hace algunos años, pero han sabido sortear los obstáculos de una economía centralizada en progresiva apertura. Los niveles de eficiencia logrados son relevantes, y no tienen cuentas por pagar ni cobrar. Trabajan por encargo y su principal máxima es la satisfacción del cliente y la calidad del producto. Pudiera parecer raro, pero no estamos hablando de un negocio privado, ni una firma extranjera, sino de una entidad estatal, socialista.
La Empresa de Tecnología Avanzada de la Construcción MICALUM fabrica, monta y comercializa productos y sistemas basados en la carpintería metálica y de PVC, paneles divisorios, cubiertas, paquetes constructivos e inmobiliaria, y son a ciencia cierta, fundamentales en cualquier obra que se ejecute dentro o fuera de Cienfuegos.
 El prestigio alcanzado en más de 15 años les permite entonces ejecutar faenas de gran envergadura a nivel nacional por cuyos resultados en 2013 alcanzaron la condición de Vanguardia Nacional.“Entramos en las obras en su etapa de terminación”, afirma Rigoberto Sosa, director técnico productivo. Realizamos trabajos en la Terminal 3 del Aeropuerto Internacional José Martí de La Habana –en el cual continúan las labores de expansión–; varias naves de almacenes pertenecientes al Ministerio de Comercio Interior (MINCIN); así como también en labores de la salud, educación y la vivienda.“Hacemos la tarea técnica e ingeniería de detalles e informamos a los clientes cuáles son los recursos que necesitamos, entonces ellos son los encargados de importarlos. Antes lo poníamos todo pero ahora solo buscamos la materia prima para aquellas obras que no están incluidas en el plan del Ministerio de Economía y Planificación. En estos casos buscamos el suministro a través de las comercializadoras nacionales”.Cotizado a más de 2000 dólares por tonelada métrica en el mercado internacional, el aluminio, principal materia prima, ha ido disminuyendo sus niveles de adquisición. Aunque ya se fabrica este metal en entidades cubanas, el cual es además un producto caro, seguramente pudieran aportar más al país de no tener limitadas la compra en el extranjero de este y otros materiales.
“Hace cinco años aproximadamente no dependíamos de los clientes para las importaciones, eso nos ha limitado y hemos reducido un poco la producción, además hemos tenido que buscar más ingresos por montaje que por fabricación industrial”.

Aun así, este colectivo no ceja en su empeño y sobresalen por sus parámetros de eficiencia, esos que han posibilitado un ingreso de más de 11 millones de pesos en 2013, muy por encima de lo planificado.
“Hasta el cierre de agosto tenemos un sobrecumplimiento del 105 por ciento, parámetros que se reflejan en la estimulación de los trabajadores”.
Con las nuevas resoluciones aprobadas para el pago a los obreros en consecuencia con los resultados de su labor, “el salario promedio del colectivo asciende a 901 pesos”, destaca Rosario Vera González, directora de Contabilidad y Finanzas.
“Siempre que se sea eficiente puede pagársele tanto hasta que se pueda a los trabajadores, y así logramos el estímulo de eficiencia económica (conocido como mes 13) por la eficiencia lograda en 2013.
“No tenemos deudas con el presupuesto y el ciclo de cobro de 11 días, y pago de 8, lo que refleja la liquidez y fortaleza de la empresa, que no tiene cuentas por cobrar ni por pagar”.
De 24 años Alexis Santos Caminero, operario de puertas y ventanas de aluminio cobra más de 200 pesos mensuales de estímulo, una motivación a cumplir eficazmente con su trabajo.
“Son casi 800 pesos por quincena, dinero que beneficia al bolsillo y la economía familiar. Aquí hay que trabajar con mucho cuidado porque la carpintería es frágil a la hora de manipularlo, y tratamos de que salga siempre con la calidad requerida y según las normas de la empresa”.
No solo se preocupan en MICALUM por el cuidado y satisfacción de sus obreros, sino además por la naturaleza.
“Renovamos este año el reconocimiento ambiental territorial”, indica Belkis Alonso Pérez, especialista en calidad.
 “Instalamos un extractor de polvo en el Taller de Madera para mejorar las condiciones del entorno, conjuntamente con la siembra de árboles en los alrededores de la empresa. Incentivamos las producciones más limpias dentro del proceso industrial y a partir de la recortería hacemos bases de refrigeradores, microwaves, televisores, vianderos, etc, que se venden en moneda nacional en las tiendas del MINCIN”.
Ahora MICALUM también puede ofrecer servicios a las cooperativas no agropecuarias constituidas. La calidad de sus productos fabricados, que culmina en el montaje de estos, continuará situándolos a la vanguardia de la carpintería metálica en Cuba y mostrando porqué son ellos “Los señores del aluminio”.

MICALUM Cienfuegos



No hay comentarios:

Publicar un comentario